Skip to main content

Colegio Fray Luis de Leon La experiencia de crecer en comunidad

Main Menu Toggle
Agustinos Recolectos
Actividades Generales » Bienvenida

Bienvenida

          

       

 

 

 

Sean bienvenidos a esta sección de pastoral que según el carácter propio de los Centros Educativos Agustinianos, el Departamento de Pastoral es un núcleo dinamizador de las actividades que encarnan los valores cristianos, las  grandes opciones  definitorias del Centro y  la educación integral de los alumnos en la doble dimensión  personal y social.

El Departamento por tanto, ocupa un lugar central en el Organigrama escolar y vela por los programas de pastoral y las acciones explícitas encaminadas a impulsar el proceso dinámico y global de la evangelización. (Carácter propio de los Centros Educativos Agustinianos. p. 15).

El Colegio Fray Luis de León es una Escuela agustino-recoleta que bajo el lema de la orden:  “Una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios”, queremos ser Pedagogos de Interioridad,  Constructores de Comunidad y  Mediadores de solidaridad.

Nos mueven dos Valores fundamentales: el Amor y la Interioridad con sus subsecuentes valores: Amor, Interioridad, Comunidad (Amistad, Fraternidad), Responsabilidad, solidaridad, verdad y libertad.

 

Durante el presente curso escolar 2019 - 2020, el Objetivo Pedagógico – Pastoral presenta el siguiente hilo conductor:

 

“Da lo que tienes para que puedas recibir lo que te falta”.  (Ps. 350B)

 

 Y el valor agustiniano: 

“Justicia solidaria”.

 

Algunas ideas a destacar a partir del texto de San Agustín:

  • Todos hemos recibido diversos dones en diferentes facetas de nuestra vida. Debemos estar agradecidos por ellos, valorarlos y desarrollarlos para el bien común.
  • El don más grande que hemos recibido es el de la vida. Es importante cuidarla, aprovecharla y convertirse en don, en regalo para los demás.
  • Hay mucho más gozo en dar que en recibir: cuando damos nuestro tiempo, cuando ofrecemos nuestros dones es cuando, realmente, nos realizamos, porque el ser humano se desarrolla dándose a los demás.
  • La injusticia en nuestro mundo hace que muchos tengan muy poco y muy pocos tengan mucho. En nuestra mano está que esta desigualdad sea, cada vez, menor. Estamos llamados a transformar nuestra realidad.
  • La justicia y la solidaridad son valores cristianos fundamentales. Jesucristo pasó por el mundo haciendo el bien a los demás, impartiendo justicia, poniéndose en el lugar del otro, siendo solidario con las necesidades del otro. Como discípulos suyos, también nosotros estamos llamados a ello.

 

 

Todas las actividades que se llevan a cabo en el Colegio aterrizan en un sueño, un sueño que todo alumno y cada miembro del personal quiere hacer vida durante su paso por esta Institución:

 

 

 

“La experiencia de Crecer en Comunidad”.